Vías Ferratas

vias-ferratas

Una vía ferrata es un itinerario tanto vertical como horizontal, equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten el llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada.

Así pues, subir una vía ferrata no es complicado. Si sabes subir por una escalera de grapas tienes mucho de aprendido pero te falta lo más importante, utilizar correctamente el material y seguir las normas básicas para avanzar con seguridad.

No es necesario saber escalar, pero una parte del material, como el arnés, casco… es común en los dos deportes. Consúltanos tus dudas, anímate, y preparamos la aventura a tu medida.

DATOS:
• Tener cumplidos 7 años (los menores habrán de ir acompañados de alguno de sus progenitores o de un tutor legal).
• Duración de medio día.
• Ratio de 2-5 pax. por guía.
• Seguros RC y de accidentes.
• Incluye material colectivo e individual.
Material recomendable a traer:
• Botas de montaña o zapatillas tipo trekking.
• Algo de comida, agua, y crema solar.
Algunas de las vías ferratas más realizadas e interesantes son, por orden de dificultad:
• Camino equipado de Escarrilla.
• Ferrata de Sta.Elena.
• Vía Ferrata del Sorrosal.
• Ferrata Canseigt.