Barranco Gorgol

El descenso del barranco Gorgol está recomendado para los más pequeños, hasta los más experimentados. Aunque con algunos peros, hay que saber nadar, y no tener vértigo, todo el mundo tiene un poco de miedo al principio, pero eso no será un problema. Si atendéis a las explicaciones de vuestro guía, vais a disfrutar de un corto pero emocionante descenso de uno de los más bonitos y estéticos barrancos del Pirineo. La aproximación no desmejora, además no es muy larga. toda ella por dentro del famoso bosque del Betato, habitado por brujas, donde hacían antiguamente los akelarres. En unos 20′ llegaremos al inicio del estrechamiento del barranco, allí nos equiparemos.                 Realizaremos un pequeño resalte que nos introducirá dentro del descenso deportivo del barranco, la parte emocionante, una parte bien definida y pulida de caliza de distintos colores, que añadirá puntos extra, a este ya divertido descenso.       Seguiremos río abajo mediante pequeños saltos y toboganes, fáciles de realizar, incluso para los niños más pequeños.                 Hasta llegar a la parte más estrecha, en la que las más aventureras elegirán el salto de 6 metros, y las más peques bajarán por la divertida tirolina que los guías montaremos rápidamente.       Culminamos el descenso con el espectacular rápel de 15m junto a un impresionante cascada. Que no cunda pánico, es más fácil de lo que parece, además una cuerda de seguridad que llevaréis en todo momento os ayudará a sobrellevar la tensión del momento…     Un barranco ideal para empezar, aunque nadie...